El Blog

Calendario

<<   Febrero 2010  >>
LMMiJVSD
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28

Categorías

Sindicación

Enlaces

Alojado en
ZoomBlog

20 de Febrero, 2010

SALVADOR CABAÑAS Y EL CHOLULAJE DIVERSIVO DE FERNANDO LUGO

Por Dreyfusard - 20 de Febrero, 2010, 14:32, Categoría: General

SALVADOR CABAÑAS Y EL CHOLULAJE DIVERSIVO DE FERNANDO LUGO



El diccionario define al cholulaje como un sustantivo masculino que indica la acción y efecto de cholulear, esto es, disfrutar de acercarse a personas famosas para ser tenido en cuenta por ellas, aunque solo sea momentáneamente (lograr un autógrafo, una foto, un contacto fugaz). Se habla de un conjunto de cholulos para referirse a personas que disfrutan del contacto efímero con gente famosa, particularmente del mundo del deporte o del espectáculo.

En ocasiones, el cholulaje puede manifestarse para eludir a la mala prensa, y se ha dado con frecuencia en el caso del cura Fernando Lugo, quien apeló en incontables situaciones al cholulaje diversivo para atenuarla.

Una vez más, buscando desesperadamente salir de la constante de las malas noticias y escándalos, que son su sello inconfundible, Fernando Lugo aprovechará su excursión turística a Cancún para visitar al astro de fútbol Salvador Cabañas, a quien instrumentará inescrupulosamente para sus fines de eludir mediáticamente a la pésima situación política que lo envuelve.

No será, evidentemente, el "instinto paternal" el que lo llevará a entrevistarse con el célebre deportista, quien recibió un balazo en la cabeza el mes pasado en un centro nocturno. De haber sido así, hubiéramos conocido al cholulo cura como un padre responsable, capaz de asumir su responsabilidad por las vidas que engendró.

La realidad es que acosado por la amenaza del juicio político, las acusaciones de incapacidad, corrupción y las demandas por paternidad irresponsable, apelando al cholulaje diversivo intentará darse un respiro futbolero, tomando prestada la popularidad del ídolo de la selección nacional paraguaya de fútbol.

No es el cholulaje futbolero un recurso nuevo de los políticos en aprietos, lo hicieron mucho tiempo antes otros gobernantes arbitrarios y usurpadores empedernidos de la representatividad popular.

En 1934 se disputó el primer Mundial de fútbol en el continente europeo, y el país elegido en el congreso de la FIFA en Estocolmo fue Italia. A posteriori, se diría varias veces que la elección no fue la correcta, pues la península estaba gobernada por Mussolini y sus fascios, que como los emperadores romanos que saciaban ansiedades populares con el circo, y tantos otros dictadores a lo largo de la Historia, pretendieron utilizar la popularidad y publicidad gratuita de este fastuoso acontecimiento en provecho propio.

Nunca en un torneo los errores arbitrales fueron tan controvertidos, nunca el resultado final estuvo tan bajo sospecha, nunca un campeón del Mundo debió tanto su condición a un régimen político.

Poco imaginaba Mussolini que la supuesta gloria que esa victoria había dado al fascismo quedaría para la Historia como un ejemplo vergonzoso de cómo no se deben mezclar política y deporte.

En el campeonato mundial de fútbol organizado por Argentina en 1978, miembros de la delegación brasileña no pudieron evitar la tentación de comparar al torneo con el que organizara Mussolini en 1934. “Por fin el mundo puede ver la verdadera imagen de la Argentina”, celebró por otro lado el presidente de la FIFA ante las cámaras de la televisión.

Henry Kissinger, invitado especial, anunció: “este país tiene un gran futuro en todos los ámbitos” y muchas estrellas de fútbol alabaron la estabilidad del país anfitrión, entre ellos el capitán del equipo alemán, Berti Vogts, quien tras dar la patada inicial, declaró: Argentina es un país donde reina el orden. Yo no he visto a ningún preso político.

No hubiera opinado lo mismo Adolfo Pérez Esquivel, quien vivió entre rejas las emociones del campeonato, de su cautiverio recuerda el nudo de una contradicción para muchos incomprensible: “En la cárcel, como los guardias también querían escuchar los partidos, el relato radial nos llegaba por altoparlantes. Era extraño, pero en un grito de gol nos uníamos los guardias y los prisioneros. Me da la sensación de que en ese momento, por encima de la situación que vivíamos, estaba el sentimiento por Argentina”.

La misma circunstancia que la dictadura militar argentina aprovechó en 1978, fue capitalizada por el cura con hijos Fernando Lugo cuando Paraguay clasificó pera el Mundial de Sudáfrica. Sin haber colaborado para el éxito aunque sea como pasapelotas, usurpador consuetudinario de gestos poco serios, Lugo subió al carro de los vencedores intentando impregnarse de la breve pero intensa gloria deportiva, favorecido por la incapacidad del otrora astro fantasista del fútbol Diego Maradona, para dirigir técnicamente al seleccionado de su país.

Buscando prolongar los minutos usurpados al mérito ajeno, el obsceno demagogo-populista al día siguiente declaró un feriado que le valió más críticas que aplausos.

Visitar al convaleciente Salvador Cabañas para eludir el cerco mediático en torno a sus problemas reales, es apenas una muestra más de lo mucho que Fernando Lugo y los suyos saben sacar partido de tragedias ajenas. Industriales de las desgracias y miserias, han convertido en un gran negocio la pobreza del Paraguay, embolsando en el breve lapso que llevan administrando el estado comisiones de hasta el 80 por ciento para sus ONG intermediarias.

Reyes Midas del dolor, han demostrado ser capaces de lucrar con la sequía del Chaco, convirtiendo en un gran negocio el estado de emergencia, con la inseguridad, que ha dejado grandes ganancias en el negocio de la compra de armas, con el terremoto de Haití, y hasta con los apagones y la falta de agua, que han convertido en más millones de dólares aprobados por el Congreso. Esto último, justamente, para adquirir transformadores y generadores a diesel, en buena muestra de cómo la soberanía energética se conquista acentuando el colonialismo económico y la dependencia.

El rumbo se revela día a día con más evidencia, demostrando que el 20 de abril el Paraguay se encontraba al borde de un abismo, y decidió dar un paso adelante.

¿Podrían tener intenciones de operar un cambio quienes hacen tan buenos negocios con la situación de miseria y coloniaje, de la que fugazmente intentan sustraernos con el cholulaje diversivo?

SALVADOR CABAÑAS Y RIDÍCULO CHOLULAJE DE FERNANDO LUGO

SALVADOR CABAÑAS Y RIDÍCULO CHOLULAJE DE FERNANDO LUGO

SALVADOR CABAÑAS Y RIDÍCULO CHOLULAJE DE FERNANDO LUGO

Por Dreyfusard - 20 de Febrero, 2010, 11:35, Categoría: General

SALVADOR CABAÑAS Y RIDÍCULO CHOLULAJE DE FERNANDO LUGO


Buscando desesperadamente salir de la constante de las malas noticias y escándalos, que son su sello inconfundible, Fernando Lugo visitará al astro de fútbol Salvador Cabañas, a quien instrumentará inescrupulosamente para sus fines de eludir la pésima situación política que lo envuelve.

Acosado por la amenaza del juicio político, las acusaciones de incapacidad y las demandas por paternidad irresponsable, apelando al cholulaje(*) intentará tomarse un respiro futbolero tomando prestada la popularidad del ídolo de la selección nacional paraguaya de fútbol.

No es nueva su avivada, lo hicieron mucho tiempo antes Mussolini y Videla.

El mismo cura con hijos ya lo hizo cuando Paraguay clasificó al Mundial de Sudáfrica, subiendose sin méritos al carro de los vencedores y declarando un feriado que le valió más críticas que aplausos.

El punto es, ¿Hasta cuándo deberemos soportar semejante bochorno los paraguayos, con un impresentable semejante en la silla presidencial?
-------------------

Cholulaje:
Sustantivo masculino. Acción y efecto de cholulear, esto es, disfrutar de acercarse a personas famosas para ser tenido en cuenta por ellas, aunque solo sea momentáneamente (lograr un autógrafo, una foto, un contacto fugaz). // Conjunto de cholulos, personas que disfrutan del contacto efímero con gente famosa, particularmente del mundo del deporte o del espectáculo.

POLÍTICA Y FÚTBOL, DE MUSSOLINI A FERNANDO LUGO

Cuando las personas no aprenden las herramientas de juicio y se limitan a seguir sus esperanzas, las semillas de la manipulación política se siembran, decía Stephen Jay Gould, y a nadie viene mejor la sentencia que al Paraguay de Fernando Lugo en el día de hoy, donde los funcionarios públicos no trabajarán debido a una victoria del seleccionado de fútbol de este país ante Argentina, intento desesperado del escandaloso obispo por recuperar con halagos el favor popular perdido.

En 1934 se disputó el primer Mundial de fútbol en el continente europeo, y el país elegido en el congreso de la FIFA en Estocolmo fue Italia. A posteriori, se diría varias veces que la elección no fue la correcta, pues la península estaba gobernada por Mussolini y sus fascios, que como los emperadores romanos que saciaban ansiedades populares con el circo, y tantos otros dictadores a lo largo de la Historia, pretendieron utilizar la popularidad y publicidad gratuita de este fastuoso acontecimiento en provecho propio.

Nunca en un torneo los errores arbitrales fueron tan controvertidos, nunca el resultado final estuvo tan bajo sospecha, nunca un campeón del Mundo debió tanto su condición a un régimen político.

Poco imaginaba Mussolini que la supuesta gloria que esa victoria había dado al fascismo quedaría para la Historia como un ejemplo vergonzoso de cómo no se deben mezclar política y deporte.

Con frecuencia se recuerda que Hitler tendría menos suerte con sus atletas Luz Long y Max Schmeling, derrotados por los afro-americanos Jesse Owen y Joe Louís, en cien metros llanos y box, respectivamente. De todas maneras, Alemania se quedaría en las recordadas olimpiadas de 1936 con 32 medallas de oro, superando cómodamente a Estados Unidos que sólo alcanzó 24, cuatro de ellas conquistadas por el excepcional atleta Jesse Owen.

También se suele olvidar que Schmeling había derrotado previamente a Louis el 19 de junio de 1936, antes de caer en la famosa revancha del 22 de junio de 1938 en el Yankee Stadium. Otro detalle poco conocido es que Schmeling acabaría siendo un gran benefactor de Louis durante sus emprobrecidos últimos años, y que incluso terminaría solventado su sepelio, en una moraleja testimonial de lo breve que suele ser el tránsito de gloria deportiva por este mundo.

En el campeonato mundial de fútbol organizado por Argentina en 1978, miembros de la delegación brasileña no pudieron evitar la tentación de comparar al torneo con el que organizara Mussolini en 1934. "Por fin el mundo puede ver la verdadera imagen de la Argentina", celebró por otro lado el presidente de la FIFA ante las cámaras de la televisión.

Henry Kissinger, invitado especial, anunció: “este país tiene un gran futuro en todos los ámbitos” y muchas estrellas de fútbol alabaron la estabilidad del país anfitrión, entre ellos el capitán del equipo alemán, Berti Vogts, quien tras dar la patada inicial, declaró: Argentina es un país donde reina el orden. Yo no he visto a ningún preso político.

Los dueños de casa vencieron algunos partidos, pero perdieron ante Italia y empataron con Brasil. Para llegar a la final contra Holanda, debían enterrar a Perú bajo una lluvia de goles. Argentina obtuvo con creces el resultado que necesitaba, pero la goleada, 6 a 0, llenó de dudas a lo malpensados, e incluso a los bien pensados. Los peruanos fueron apedreados al regresar a Lima.

Adolfo Pérez Esquivel, quien vivió entre rejas las emociones del campeonato, de su cautiverio recuerda el nudo de una contradicción para muchos incomprensible: "En la cárcel, como los guardias también querían escuchar los partidos, el relato radial nos llegaba por altoparlantes.

Era extraño, pero en un grito de gol nos uníamos los guardias y los prisioneros. Me da la sensación de que en ese momento, por encima de la situación que vivíamos, estaba el sentimiento por Argentina”.

"Todos los presos políticos, los perseguidos, los torturados y los familiares de los desaparecidos estábamos esperando que Menotti dijera algo, que tuviera un gesto solidario, pero no dijo nada. Fue doloroso y muy jodido de su parte. Él también estaba haciendo política con su silencio." Quien formula el cargo es Adolfo Pérez Esquivel, Premio Nobel de la Paz en 1980, que logró salir de la Unidad 9 de La Plata gracias a la presión internacional, el 23 de junio de 1978, dos días antes de la final.

FÚTBOL Y ENCUESTAS

La explicación a la desesperación populista de Lugo sólo puede encontrarse en las encuestas adversas. Una de ellas, realizada al cumplirse un año de la asunción del clérigo al poder mostró que nada más y nada menos que l 75 por ciento de la gente rechaza en Paraguay la gestión de Lugo.

La encuesta alarmó al mismo presidente Lugo, quien convocó a asesores de su confianza y afines a su gobierno, como Milda Rivarola y Alfredo Boccia, para escuchar opiniones sobre cómo revertir la caída libre que sufre su popularidad.

La encuesta fue realizada por la consultora Ati Snead, y publicada por el diario La Nación, uno de los que impulsó la candidatura de Fernando Lugo, quien contó con fuerte apoyo de la prensa mediática de derechas durante su proselitismo.

De sostenerse estos guarismos, estarían representando un bajón de prácticamente 70 puntos en doce meses.

Según los analistas, los frecuentes escándalos del gobierno como su pobre gestión y escasos logros, resultaron decisivos a la hora de hacer números y calificar al obispo.

Ayer al caer la tarde, la incapacidad del otrora astro fantasista del fútbol Diego Maradona, para dirigir técnicamente al seleccionado de su país, notoriamente desorientado y con baja moral, le dio una mano al demagogo-populista Fernando Lugo para ilusionarse con levantar cabeza.

Al menos hoy, el Paraguay, país que vive de siesta en fiesta, tiene algo para celebrar con un feriado nacional: una victoria en el campo del fútbol

SALVADOR CABAÑAS Y RIDÍCULO CHOLULAJE DE FERNANDO LUGO

SALVADOR CABAÑAS Y RIDÍCULO CHOLULAJE DE FERNANDO LUGO

SALVADOR CABAÑAS Y RIDÍCULO CHOLULAJE DE FERNANDO LUGO

SALVADOR CABAÑAS Y RIDÍCULO CHOLULAJE DE FERNANDO LUGO

FERNANDO LUGO Y MARCIAL MACIAL : ESTUPRO EN LAS TINIEBLAS

Por Dreyfusard - 20 de Febrero, 2010, 2:29, Categoría: General

FERNANDO LUGO Y MARCIAL MACIAL : ESTUPRO EN LAS TINIEBLAS


Una escabrosa historia de encubrimiento a un farsante acabó en gran parte este lunes de pascuas, cuando el obispo Fernando Lugo reconoció públicamente ante las cámaras de Televisión haber tenido relaciones con una jovencita de 16 años, Viviana Carrillo.

El hecho tuvo gran repercusión y se instaló como un tema paralelo al de los legionarios de Cristo y el abusador Marcial Maciel.

"Cuántas veces nos obligó, no sólo ya a uno, sino a dos religiosos, intercambiar mutuamente las aberraciones que usted nos hacía…”, escribe un ex Legionario de Cristo en una dramática misiva dirigida al fundador de esta congregación religiosa, Marcial Maciel, documento inédito que ahora sale a la luz merced al libro del sociólogo Fernando M. González, titulado Marcial Maciel. Los legionarios de Cristo: testimonios y documentos inéditos (Tusquets 2006).
La carta continúa con palabras que al pretender ocultar los hechos bajo un lenguaje “conveniente”, la vuelve más cruda: “Aquellos viajes Roma-España y viceversa, en los que usted nos llevaba en su coche y paraba, inesperadamente, ora en un hotel, ora en una posada con la excusa de dormir y acompañado de uno de nosotros… (Solares, Niza, Génova…). Aquellos ocho días en Bruselas… Qué vergonzoso aquella vez en el hotel de Montmatre, París, tras terminarse usted una botella de cognac…”
Pero esto se reproduce aún en nuestros días aunque con otros personajes:” En 1983 en el Instituto Cumbres se supo de un caso de pederastia, pero aquí solamente el conserje fue acusado penalmente”, refiere el autor.
Recientemente —expone González— “a mí me llegaron casos, comprobados, de que dentro de la Legión de Cristo, pese a ese silencio guardado, siguen funcionando núcleos pederastas, hasta el día de hoy.
“Me habló un joven de Irlanda para preguntarme por algún psiquiatra que le pudiera recomendar. Me contó cómo había sido abusado por su padre-maestro legionario, en 1997. Me enteré de otros casos que me fueron dando ejemplo de cómo esta red de pederastia sigue adentro de la Legión, ahora, en septiembre de 2006”.
La información sobre los abusos sexuales del fundador de La Legión las obtuvo González “entrando en relación con el grupo de ex legionarios que decidieron hacer pública su denuncia”.
La novedad del este texto de 480 páginas es que se basa en testimonios inéditos de ex legionarios, cartas con relatos y recriminaciones sumamente crudas.
El poder que Marcial Maciel tenía para obligar a los seminaristas a realizar actos sexuales derivaba de que “tenía en sus manos la decisión de ordenar o no a un sacerdote”. Y algunos debían pagar ese altísimo precio, dice González.
Junto con este abuso practicado contra individuos que se ubican “en la niñez y la etapa adulta temprana” explica González, estaban las obligaciones que un sacerdote debe cumplir y a las que en la legión se agregaba el llamado “voto privado”, que consiste en nunca criticar a sus superiores (sobre todo al superior general).
Fernando M. González, investigador de la UNAM y psicoanalista, aclara: “La Legión de Cristo es una congregación de las más influyentes en las cúpulas económica, política y religiosa de México”.
El resultado de todas estas denuncias ¿cuál fue? : hay que pensar nada más en la reacción de la Iglesia mexicana cuando se supo de los casos recientes de pederastia en EU. Al preguntarle al obispo Martín Rábago, presidente del Episcopado, ¿qué piensa la Iglesia mexicana? contestó: ‘Nosotros no tenemos estadísticas, no tenemos hecho ningún trabajo al respecto...’ Esto fue en abril de 2002. Estamos en septiembre de 2006 y no ha pasado nada, no ha salido ninguna información”.


Periplo de un hombre pretendidamente santo.


En la página web de los Legionarios de Cristo se expone la biografía de su fundador, el P. Marcial Maciel:
“Nació el 10 de marzo de 1920 en Cotija de la Paz, Michoacán (México). Fundó el 3 de enero de 1941 la Congregación de los Legionarios de Cristo, y en 1959 el Movimiento de apostolado Regnum Christi.
P. Maciel visitó al papa Pío XII en el año 1946, quien bendijo la nueva congregación. Cuatro años más tarde, el P. Maciel instauraba el Centro de Estudios Superiores de la Legión de Cristo en Roma. Erigió el Instituto Cumbres de la Ciudad de México.
Después de los escándalos de Marcial Maciel, la Santa Sede confirmó el viernes 19 de mayo del 2006 que había invitado al anciano sacerdote a que “se retire a una vida de oración y penitencia”.


“Se produciría un escándalo si salen a luz los abusos sexuales”.


En el archivo Juan José Vaca existe una carta en la que se exponen los abusos y adicciones del fundador de la legión. Fechada el 20 de octubre a la letra dice:
“Aunque ahora, poco o ningún daño pueda ya causarme, después del increíble y gravísimo mal que usted nos causó a tantos... No exponga por más tiempo su propia persona, la Institución de Dios que es la legión, la reputación de nuestro sacerdocio católico y de la Iglesia entera, al escándalo gravísimo que se seguiría, si salen a la luz y al conocimiento de las Autoridades competentes los abusos sexuales (considerados degeneraciones y crímenes, por la ley, y anomalía patológicas, por la medicina), que usted cometió contra tantos de nosotros por largos años”.

EL CASO FERNANDO LUGO

Una escabrosa historia de encubrimiento a un farsante acabó en gran parte este lunes de pascuas, cuando el obispo Fernando Lugo reconoció públicamente ante las cámaras de Televisión haber tenido relaciones con una jovencita de 16 años, Viviana Carrillo, en tiempos en que se desempeñaba como Obispo de San Pedro, y abrió en Paraguay el debate que ya estaba instalado en otras latitudes: el de los escándalos aberrantes que de un tiempo atrás sacuden a la iglesia católica.
No está demás mencionar que la Iglesia Católica protege a estos delincuentes para defender su propia imagen en lugar de denunciarlos y expulsarlos para defender al resto de ciudadanos. La mayoría de los casos de pedofilia se han intentado resolver internamente, trasladando a los curas pederastas a otras parroquias y hablando con las familias para evitar las denuncias. Lejos está Paraguay de ser un caso aislado en Sudamérica.
Un grave escándalo, de características y dimensiones similares al que estalló hace tres años en Estados Unidos, se instaló recientemente en los altares de la Iglesia Católica de Brasil.. Entre ellos figura el sacerdote Félix Barbosa Carreiro, quien hace unas semanas fue detenido tras ser sorprendido en una orgía de droga y sexo con 4 adolescentes, y que acusó a “otros 12 padres” de incurrir en prácticas similares. Otro caso es del padre Alfieri Eduardo Bompani, de 45 años, quien grababa videos y escribía un diario donde daba cuenta de sus acciones.

El más repulsivo es el caso es el del padre Tarcisio Spricigo, que abusó de varios menores antes de ser arrestado por haber violado un pequeño de sólo cinco años de edad. En los documentos y pruebsa del proceso contra el cura ha sido incluido un diario, que es una especie de “manual de pedofilia”, que incluye consejos como “jamás tener una relación con niños ricos”. El libro de Spricigo, que fue descubierto por casualidad por una monja que lo llevó a la Policía brasileña, también contiene “diez reglas para actuar y quedar impunes”.

“Llueven niños seguros y confiables que son sensuales y que mantienen un total secreto, que sienten la falta del padre y viven sólo con la madre (…) Soy un seductor, seguro y calmo. Basta aplicar las reglas y el chico caerá en mis manos y seremos felices para siempre”, anotó el religioso en su escalofriante“manual”.
La lista de casos de depravados y criminales ocultos bajo las sotanas se antoja interminable: En Chile, el religioso Jaime Low Cabeza, fue detenido por presunto estupro y abuso sexual contra menores. Los abusos que supuestamente afectaron a cinco menores -todos varonesde entre 15 y 17 años- se habrían concretado cuando el religioso se desempeñaba en la pastoral juvenil de la parroquia.

En 2001, el religioso salesiano Carlos Larraín fue acusado de abusos contra una menor de nueve años en la época en que se desempeñaba como director del Colegio María Auxiliadora (entre 1997 y 1999). En abril de 2004, el sacerdote Víctor Hugo Carrera fue detenido en el Aeropuerto Internacional de Santiago, luego de permanecer tres años como prófugo de la justicia, pues fue acusado de abuso sexual contra un menor en 1999 en Punta Arenas.
Mientras en Paraguay el obispo Fernando Lugo reconoció haber cometido estupro siendo obispo, y niños sordomudos denunciaron haber sido violados por curas en Verona, en México denuncian que existen logias protegen a estos criminales.

El cardenal mexicano Norberto Rivera Carrera y el arzobispo de Los Angeles, Roger Mahony, habrían encubierto a un sacerdote mexicano acusado de varios casos de abuso sexual contra menores monaguillos bajo el paraguas de esta suerte de Odessa de pedófilos.
La deportación por parte de las autoridades de la Santa Iglesia de Roma, con destino a Paraguay, de varios sacerdotes católicos acusados de haber abusado sexualmente de menores en todas las latitudes del orbe, aumenta las sospechas en cuanto al encubrimiento brindado a estos criminales. No hace mucho que en un ambiente caldeado laicos organizados y fieles católicos del Alto Paraná, a trescientos kilómetros de la capital del pais, denunciaron que en su comunidad se habían refugiado en un seminario los padres Carlos Urrutigoity y Eric Ensey, acusados de abuso sexual en Estados Unidos. Es demasiado casual que estos criminales se hayan refugiado en el Paraguay poco después del triunfo electoral del obispo Fernando Lugo, que se produjo en ancas de algunas de las más reaccionarias fuerzas atávicas de este Paraguay surrealista: el pensamiento mágico, la tradición autoritaria y el machismo con el cual fue denigrada un candidata mujer.
Para concluir esta descripción del Paraguay, podríamos tomar prestadas palabras publicadas en la Jornada de Oriente con la firma de Anamaría Ashwel, y sólo cambiar la palabra México por Paraguay: “una oscurantista alianza masculina, mayormente de políticos y sacerdotes, han regresado el tiempo de México al Virreinato: han legislado para quitarle el derecho a la mujer sobre su cuerpo. Sacerdotes supuestamente célibes, abiertamente misóginos, muchos pedófilos y desconocedores absolutos de la condición fisiológica y social de las mujeres —y encima vestidos con faldas largas— representando valores culturales que para las mujeres caducaron con el Virreinato, apuntalaron el voto de políticos que decidió que las mujeres sólo tienen el derecho a estar preñadas.”

EXTORSIÓN EN LA SACRISTÍA

Pero el obispo no sólo cometía sus delitos sexuales mientras preparaba los sermones, también era chantajeado con otros secretos de sacristía.

El obispo de Concepción, Zacarías Ortiz, conmocionó hoy a la opinión pública revelando que el dirigente campesino Elvio Benítez y José “Pakova” Ledesma extorsionaban al clérigo-presidente en base al conocimiento de sus perversiones, de allí la forma milagrosa en que obtenían de Lugo todas las concesiones y privilegios en el gobierno.

Según el obispo, el dirigente y el gobernador tenían entre “la espada y la pared” al presidente, aprovechando que manejaban la información. Recordó que Fernando Lugo fue obispo de San Pedro y por su trabajo de años en esa región conoce muy bien a Elvio Benítez y José Ledesma. Ver:

http://www.abc.com.py/2009-04-15/articulos/512779/aseguran-que-campesino-y-gobernador-chantajeaban-a-lugo

La revelación explicaría la extraordinaria influencia de ciertos grupos en el gobierno del obispo, entre otros Tekojojá y Pmas, que sin grandes méritos- el PMas ni siquiera logró un representante en diputados- obtienen una desproporcionada participación en el gobierno del obispo.

Tiempo atrás el referente principal del Pmas, Camilo Soares, fue acusado de ser el organizador de orgías del obispo en una mansión en una isla sobre el río. Su grupo, sin representación parlamentaria, controla tantas secretarías de estado como el Partido Liberal, con un tercio del más de centenar de bancas con que cuenta el Congreso bicameral de Paraguay.
Otro caso curioso es el del secretario privado del presidente, Miguel Angel López Perito, cuya renuncia “indeclinable” fue revocada cuando el clérigo-presidente aceptó que haría todo lo que su asistente –a quien adjudicó el título ficticio de “jefe de gabinete” le ordenaba.
Otros hechos que se explicarían con la revelación del obispo Ortiz son las facilidades con que se autoadjudican dinero público algunos amigos del clérigo-presidente. “Los amigos de Lugo toman por asalto las arcas públicas” graficó la situación el titular de la Unión de Gremios de la Producción (UGP), Héctor Cristaldo, advirtiendo que los recursos se manejan discrecionalmente. Fernando Lugo estuvo a punto de dejar de lado 31 programas del Ministerio de Agricultura para entregar una ofrenda de 8 millones de dólares a sus extorsionadores, y sólo revió su posición cuando fue amenazado con un juicio político y la destitución.
El obispo Fernando Lugo ganó las elecciones paraguayas con gran respaldo del embajador norteamericano James Cason, el 20 de abril de 2008. Lo curioso de todo es que la prensa mediática insiste en incluirlo en la lista de presidentes “izquierdistas” de Sudamérica, aunque la realidad de los hechos digan otra cosa.

Para su campaña proselitista contó con la invalorable ayuda de la prensa vinculada a la SIP, National Endowment for Democracy y empresarios vinculados al Plan Cóndor y la Secta Moon.

A poco de asumir, firmó acuerdos en materia represiva con Alvaro Uribe, y ordenó un operativo militar en el norte del PARAGUAY que implicó torturas y ejecuciones extra-judiciales de campesinos. La represión obedeció al clamor de oligarcas ganaderos en la zona en conflicto, varios de ellos brasileños que se apropiaron de tierras sujetas a reforma agraria.

Recientemente agasajó a la SIP, y en su discurso condenó las políticas comunicaciones de Cuba y Venezuela. Las revelaciones de Ortiz y el escándalo por estupro desatado en plena semana santa, con una confesión posterior como regalo de Pascuas, plantean la angustiosa interrogante de cuántos otros secretos de sacristía son esgrimidos por otros influyentes personajes del entorno palaciego de Fernando Lugo.

¿LO SANCIONARÁ LA IGLESIA CATÓLICA?

La confesión del obispo Fernando Lugo de haber cometido estupro lo hace candidato a engrosar esta lista publicada por Pepe Sánchez.

Sirva recordar sucintamente algunos casos notables que han protagonizado diferentes prelados durante la última década:


-- Alphonsus Penney, arzobispo de la diócesis de San Juan de Terranova (Canadá), dimitió, en julio de 1990, por haber encubierto decenas de delitos sexuales cometidos contra unos 50 menores por más de una veintena de sacerdotes de su diócesis.

-- Hubert Patrick O'Connor, obispo de Prince George (Canadá), en febrero de 1991, fue formalmente acusado por la Policía de haber violado a varias mujeres y de cometer asaltos obscenos contra varias otras.

-- Eamon Casey, obispo de Dublín (Irlanda), dimitió, en mayo de 1992, tras conocerse que era padre de un adolescente y que de los fondos de la diócesis había pagado a la madre, en 1990, unos doce millones de pesetas "para gastos".

-- Rudolf Bär, obispo de Rotterdan (Holanda), fue forzado a presentar su dimisión, en marzo de 1993, tras ser acusado de "homosexual".

-- Hansjoerg Vogel, obispo de Basilea (Suiza), dimitió de su cargo, en junio de 1995, debido a que estaba esperando un hijo de su amante.

-- Roderick Wright, obispo de la diócesis de Argyll y las Islas (Escocia), dimitió, en septiembre de 1996, tras haber protagonizado una ruidosa fuga con una atractiva feligresa.

-- Hans Hermann Gröer, cardenal y arzobispo de Viena (Austria) y presidente de la Conferencia Episcopal austriaca, fue forzado a dimitir de todos su cargos, en abril de 1998, tras ser acusado, en 1995, de cometer una diversidad de delitos sexuales contra menores, por una decena de antiguos seminaristas de los que fue confesor (ver Caso 6).

-- John Aloysius Ward, arzobispo de Cardiff (Irlanda), fue sustituido al frente de su diócesis, por el Vaticano, en diciembre de 2000, por la presión social desencadenada por haber encubierto a dos curas pedófilos de su diócesis que acabaron encarcelados, aunque la causa oficial para dejar su puesto fue la convalecencia de una trombosis.

-- Pierre Pican, obispo de la diócesis francesa de Bayeux Lisieux, fue condenado, en septiembre de 2001, a tres meses de prisión por haber encubierto a un sacerdote pederasta (ver Caso 4).

-- Anthony J. O'Connell, obispo de Palm Beach (Florida), dimitió en marzo de 2002 tras admitir haber abusado de dos seminaristas; con uno de ellos, a finales de la década de los setenta, se había metido en la cama, desnudo, cuando el joven acudió a él para pedirle consejo pastoral. O'Connell reconoció que su diócesis pagó a su víctima, en 1976, la suma de 125.000 dólares para ocultar los hechos (que incluían los tocamientos de O'Connell y los abusos sexuales de otros dos sacerdotes). "Ninguna de las personas que me nombró para este cargo lo sabía. Aunque siempre supe que estaba en mi pasado, no lo reconocí", dijo el obispo.

-- J. Keith Symons, el obispo anterior de Palm Beach al que O'Connell tuvo que sustituir en 1999, también debió dimitir tras verse obligado a admitir que había abusado de cinco monaguillos durante las décadas de los años 1950 y 1960.

-- Julius Paetz, arzobispo de Poznan (Polonia), renunció al cargo, en marzo de 2002, tras haber sido acusado de cometer abusos sexuales sobre decenas de seminaristas (ver Caso 8).

-- Brendan Comiskey, obispo de la diócesis irlandesa de Ferns, dimitió en abril de 2002, al hacerse público que encubrió los delitos sexuales que uno de sus sacerdotes cometió sobre varios menores (ver Caso 5).

-- Franziskus Eisenbach, obispo auxiliar de la diócesis alemana de Maguncia, renunció a su cargo, en abril de 2002, a consecuencia de la denuncia presentada por la catedrática Anne Bäumer-Schleinkofer, en septiembre de 2000, acusando al prelado por abuso sexual y daños corporales. Fue la primera vez que la justicia alemana investigó a un obispo y, aunque el proceso fue sobreseído por el tribunal de Coblenza, en noviembre de 2001, por falta de pruebas, el obispado tuvo que reconocer que entre la denunciante y el obispo hubo "contacto corporal", quedando sin aclarar todo un trasfondo de otras posibles relaciones sexuales.

-- Rembert Weakland, arzobispo de Milwaukee, solicitó al Vaticano, en mayo de 2002, que aceptase su jubilación anticipada tras saltar a la luz que compensó con 450.000 dólares a un ex amante adulto que le acusaba de violación.

-- James Williams, obispo de Louisville (Kentucky), renunció en junio de 2002 tras ser acusado por uno de sus antiguos monaguillos, James Bennett, un joven de 33 años, que acusó al obispo Williams de haber abusado sexualmente de él hace 21 años, cuando fue su ayudante en una parroquia; al parecer no fue su única víctima, ya que otras 90 denuncias de otras tantas víctimas incidieron en lo mismo.

-- James McCarthy, obispo auxiliar en la archidiócesis de Nueva York, dimitió de sus cargos en junio 2002 tras reconocer haber mantenido relaciones sexuales con varias mujeres, que en este caso eran todas mayores de edad.

-- George Pell, arzobispo de Sydney, renunció temporalmente a su cargo en agosto de 2002 tras ser acusado de haber abusado sexualmente de un menor de 12 años en 1961. Tres meses antes, en junio de 2002, varios feligreses le habían acusado de encubrir delitos sexuales del clero, cuando fue obispo auxiliar en Melbourne, en 1993, ofreciendo dinero a las víctimas a cambio de silencio.

-- Edgardo Storni, arzobispo de Santa Fe (Argentina), fue procesado judicialmente en agosto de 2002 acusado de haber abusado sexualmente de al menos una cincuentena de jovencitos, todos ellos seminaristas. El Vaticano le investigó por esta misma conducta en 1994, pero silenció su expediente. En el momento de cerrar la edición de este libro, a principios de septiembre de 2002, en el Vaticano se había adoptado la decisión de removerlo de su cargo, pero todavía no la había materializado (ver Caso 9). Nota: Storni fue removido de su cargo en octubre de 2002.

-- Francisco José Cox, ex arzobispo de La Serena (Chile), fue recluido de por vida en un monasterio en noviembre de 2002 por "comportamiento impropio con niños varones". Los abusos sexuales a menores cometidos por este prelado se produjeron a lo largo de muchos años, pero sólo ahora la Iglesia tomó cartas en el asunto. La comunidad a la que pertenece el prelado, la de Shoenstatt, le examinó y le encontró "no apto pasiquicamente para la función pastoral".

-- Bernard Law, arzobispo de Boston (Estados Unidos), fue finalmente "dimitido" en diciembre de 2002, más de un año después de que en su archidiócesis estallasen cientos de casos de delitos sexuales contra menores cometidos por sacerdotes y encubiertos por el cardenal Law con plena conciencia y voluntad de proteger a los delincuentes con desprecio de sus víctimas (ver Caso 2). De todos los casos conocidos hasta la fecha, este cardenal es el que mayor número de delitos ha encubierto y ha propiciado (buena parte de los sacerdotes que encubrió volvieron a delinquir en numerosas ocasiones, cosa que pudieron hacer gracias a la protección continuada que les facilitó el cardenal). Al igual que sus colegas, prelados delincuentes sexuales por acción (agresores ellos mismos) o por omisión (encubridores y cómplices), Law tampoco ha sido juzgado por un comportamiento delictivo que ha protagonizado durante décadas. Sigue contando con la protección del Papa.


Esta relación, que no pretende ser exhaustiva -son simples casos que figuran en mi archivo-, y que podría ser notablemente ampliada realizando una búsqueda en bases de datos internacionales, comprende una buena representación de las conductas relacionadas con la sexualidad, delictiva o no, protagonizadas por prelados católicos. Sin duda los casos apuntados constituyen una minoría entre el total de prelados, cierto, pero también lo es que éstos son unos pocos casos que han trascendido a la luz pública. Tan sólo con la notas que figuran en mi archivo podría alargar este listado con otros 26 casos parecidos que todavía no han aflorado al conocimiento público, pero no tiene especial interés hacer tal cosa. El total de casos asimilables que existen en todo el mundo, sin duda nos obligaría a ocupar decenas de páginas si pretendiésemos emprender una relación somera de los mismos

FERNANDO LUGO, DEL FASCISMO AL CHONGUISMO‏

Por Dreyfusard - 20 de Febrero, 2010, 1:31, Categoría: General

FERNANDO LUGO, DEL FASCISMO AL CHONGUISMO‏

CUBANUESTRA.FERNANDO...
la_izquierda_festiva_clip_image002.jpg, image/jpeg, 324x217

El poder tiende a corromper, el poder absoluto corrompe absolutamente.

Lord Acton, historiador inglés



No sin razón se ha dicho que en Paraguay, alcanzar el poder es antes que nada, empezar a asistir a reuniones donde nadie tiene opinión diferente a la de uno mismo, además de renovar guardarropa y cambiar de mujer, domicilio y vehículo. De esta manera, el mandón de turno demuestra la capacidad de pocos de hacerles creer a muchos lo poco que importan.

El obispo Fernando Lugo y sus secuaces han confirmado la regla con su alegre conducta, al punto que muchos han logrado escandalizar a los mismos inventores de la corrupción, sus antecesores colorados, quienes gobernaron con un estilo fascistoide por seis décadas al Paraguay. La realidad del “proceso de cambios” es innegable: todos los nuevos funcionarios han cambiado el tren de vida miserable por la opulencia.

La actual coyuntura recuerda aquello que con certeza expresó Abraham Lincoln: Casi todos podemos soportar la adversidad, pero si queréis probar el carácter de un hombre, dadle poder.



EL CHONGUISMO



De acuerdo al diccionario Latinoamericano, Chongo en Argentina es una palabra empleada exclusivamente en el mundillo homosexual. “Se emplea para designar a cualquier otro varón atractivo. Emplease también para indicar al joven que mantiene un alto porcentaje de relaciones heterosexuales, muy apreciado por conservar sus dotes masculinas y ejercer el rol de activo durante un contacto sexual”. Ver:



http://www.asihablamos.com/?word=chongo



Otras definiciones también lo identificaban como un vocablo que define a un amante furtivo. En Paraguay, sin embargo, según el diccionario paraguayologico del escritor Helio Vera, chongo es el protegido y hombre de confianza de alguien, sea cual fuere la razón. También se esclarece que el chonguismo es una palabra que designa a una institución de uso muy generalizado, de envergadura parangonable con el fútbol y el tereré. “La norma para este caso –afirma Vera- es el siguiente: cada capo tiene el chongo que se merece”.

La advertencia se confirma en el caso del clérigo-presidente Fernando Lugo, héroe de la lucha paraguaya contra el imperialismo brasileño que realiza negociados con agentes transnacionales del mismo como Ulisses Rodrigues Teixeira.



LOPEZ PERITO



El principal chongo a quien Fernando Lugo delega la tarea de crispar los ánimos es su secretario privado Miguel López Perito, hombre de pocas luches a quien el saco le queda evidentemente grande. El personaje en cuestión no pudo asimilar con facilidad el giro que tomó su vida, y como extensión de su poder decidió rodearse a su vez de sus chongos favoritos y mujeres de pésima reputación.

Todos los índices lo señalan como responsable de los más sonados y escandalosos negociados del gobierno, tales como las adjudicaciones para explotar casinos, peajes y la compra de tierras.

La meteórica carrera delictiva de López Perito no tardó en llegar a tribunales: La Fiscalía de Delitos Económicos y Anticorrupción resolvió iniciar una investigación del escándalo de la compra de tierras a Ulisses Rodrigues Teixeira por intento de estafa. La estafa es uno de los delitos que el Código Penal paraguayo (art. 187) castiga también en el grado de “tentativa”, y la pena aplicable es la misma que correspondería si el hecho se hubiese consumado (hasta 8 años de privación de libertad).

Previamente al intento de estafa al estado paraguayo, comprando tierras hipotecadas por el triple de su valor, fue precedida de otros graves hechos de corrupción que involucraron a López Perito, como el caso de su hijastro David Yinde, arrestado recibiendo dinero sucio en pleno congreso de transportistas, hoy enjuiciado por trafico de influencias y por enriquecimiento ilícito.

Denuncias de irregularidades en la adjudicación de la quiniela también salpican al entorno y la familia presidencial.



INMINENTE JUICIO POLÍTICO



El chonguismo adoptado como forma de gobierno es por demás irritante tratándose de Lugo, de quien decir que está en minoría en el Parlamento es poco: de 44 senadores sólo 3 comparten su filiación. Aunque el 20 de abril el obispo ganó las elecciones en ancas del pensamiento mágico, la tradición autoritaria del país y la misoginia ingénita, lo hizo con apenas un 40 por ciento de los votos, algo que se refleja con claridad en el Congreso.

Los partidarios del clérigo se esfuerzan en presentar el inminente juicio político que se les prepara como un golpe de estado, un atentado contra la voluntad popular, aunque entre ellos se encuentren muchos que ya participaron en marzo de 1999 de la destitución del presidente Raúl Cubas, quien había ganado las elecciones con un 54 por ciento de los votos, diferencia mucho más amplia de la que obtuvo el obispo.

Las voces que claman por la destitución del clérigo-presidente por la vía institucional contemplada en la constitución nacional crecen en número, y también en influencia. El

senador colorado Julio César Velázquez instó al vicepresidente Federico Franco a apurar las gestiones para desalojar el Palacio de López al mandatario.

Pero no sólo los opositores se refieren cada vez con mayor fuerza al tema, sino los mismos oficialistas del Partido Liberal, entre ellos el mismo vice-presidente, quien se ve acosado por pedidos similares al del senador Velásquez. También el senador del oficialista Partido Liberal Alfredo Jaeggli se encuentra en esa tesitura.

Otro senador oficialista, Miguel Abdón Saguier advirtió que el juicio político contra el presidente de la República, Fernando Lugo, podría concretarse por el hartazgo de la ciudadanía. La crispación va en aumento día a día, sobre todo por la ambigüedad de Lugo y su empeño en conservar en su entorno a sospechados de corrupción como López Perito.

El desenlace es tan previsible que ya se habla de una repartija de ministerios para el futuro gobierno, una vez que el obispo sea desalojado de la sede de gobierno.

Es que como sentenció el político e intelectual español Enrique Tierno Galván, el poder es como un explosivo: o se maneja con cuidado, o estalla

Otros mensajes en 20 de Febrero, 2010

Blog alojado en ZoomBlog.com